La Navidad y el consumo responsable

Navidad y consumo responsable y cómo disfrutarlo

 

La Navidad es una época de consumo sin medida: regalos, comida, galas, decoración, viajes…Aunque le demos a estas fechas unos valores y un contenido más allá del monetario, muchas veces se resume en comprar y gastar al por mayor.

También es una época de reflexión, de fin de una etapa (en este caso, el 2017), que conlleva una valoración de todo lo que ha pasado y una proyección hacia un futuro 2018 que comienza. Para muchos son momentos tristes y otros la viven con ojos de niños basados en recuerdo de una infancia feliz y de reuniones en familia.

Sea como sea que la vivamos, deberíamos tomar conciencia de que hay gente que no lo está pasando bien. Que difícilmente llegan a fin de mes y no se plantean una decoración diferente para su casa, ni una comida especial. Les basta con poder pagar el alquiler o encender la calefacción unas horas al día.

También deberíamos ser conscientes de que los recursos naturales se acaban, de que consumir sin medida ya no tiene sentido y que, con pequeños gestos, somos capaces de conseguir mucho.

Por último, os dejamos unos pequeños gestos que os pueden ayudar:

– Reutiliza el papel de regalo.

– Crea un regalo, no lo compres.

– Pon un tope moderado de dinero para gastar en regalos y comida.

– Compra una comida más modesta y dona la diferencia que te ibas a gastar a una ONG.

– Dona juguetes y ropa que estén en buen estado y que ya no utilices.

– Crea tu propia decoración navideña con materiales que tengas en casa o compra decoración sostenible y responsable.

 

¡FELICES FIESTAS A TOD@S!

 

 

 

 

 

La importancia de la sostenibilidad

En FairChanges nos han dedicado un post junto a otras marcas sostenibles, para dar visibilidad a las empresas de decoración que luchamos porque el mundo sea un poco mejor cada día.

Diariamente vemos que la contaminación sube en las grandes ciudades, que el cambio climático consigue que no llueva y que respiremos CO2 continuamente. En Madrid se mantiene el escenario 2 del protocolo de contaminación. Este protocolo, aprobado en Junta de Gobierno el 21 de enero de 2016 y que entró en vigor el 1 de febrero de 2016, tiene como objetivo lograr una mayor prevención y protección de la salud de los ciudadanos, al rebajar los niveles de activación de las medidas a adoptar en caso de producirse un episodio de contaminación. Pero, ¿no sería mejor pasar ya al escenario 3 y que solamente circulen en días alternos las matrículas impares o pares? Quizá incluso deberíamos ir más allá: lo ideal sería prohibir utilizar cualquier coche en la ciudad de Madrid. De esta manera la gente vería que la cosa va en serio, que la protección del medio ambiente es un tema del que tenemos tomar conciencia todos y sin la ayuda de cada uno de los ciudadanos no vamos a conseguir mejorar.

Sea en la decoración, alimentación, moda o enseñanza, debemos ir haciendo pequeños o grandes gestos para dejar un mundo mejor a las generaciones futuras.

Cómo hacer un cabecero con un tablero de DM

Lo último que yo quería era tener una cama debajo de una ventana. No sólo porque según el Feng Shui va fatal, sino porque poniéndola ahí me tocaba lidiar con una columna y salvar un radiador. Pero era eso o que #laniña se quedase sin escritorio. Al final lo resolvimos muy bien, tanto que ahora además de cabecero hay un sitio extra para almacenaje.

Si quieres seguir todo el proceso, en el tutorial de hoy vas a aprender no sólo a hacer un cabecero-armario DIY, sino a integrarlo en una columna:

Antes de seguir, es obligado que este post se lo dedique al #esposo porque es quien lo ha construido. Yo le conté mi idea, pero fue él quien compró la madera, le dio instrucciones al carpintero para cortar las piezas, sudó taladro en mano para montarlas y se le ocurrió poner imanes en la puerta en lugar de bisagras.

# 1. Empezando por el principio: tengo que poner un cabecero en una esquina y no puedo quitar una columna.

Esta era la situación de la que partía. Había una columna que ocupaba un tercio del espacio destinado al cabecero. No podía moverla, así que tocaba echarle imaginación e inspiración:

Que me llegó cuando ví el modelo Brimnes de Ikea (aquí). El #esposo lo copió adaptándolo a nuestras circunstancias: la parte delantera la hizo con un tablero de aglomerado o DM que iba desde la pared hasta el extremo del canapé. Para cubrir el ancho de la columna construyó una estructura rectangular que se pudo aprovechar para almacenaje colocándole una balda:

 

# 2. Siguiente hándicap: hay un radiador en el otro extremo y tampoco puedo quitarlo.

 

No bastaba con la columna, en medio de la pared había un radiador. Si mi idea hubiese sido dejar el espacio para almacenaje abierto ni lo habría pensado, pero el problema era que yo quería que estuviese cerrado para que se viese recogido. 

Imposible poner bisagras o cajones porque no abrirían. Pero una vez más el #esposo tuvo una idea sencilla y eficaz: sujetar la puerta con imanes:

 

La cierras con un clic:

La abres con un clac:

# 3. Final feliz: cómo convertí un tablero de DM en un cabecero de tablas vintage: 

Cuando el #esposo acabó con la parte técnica, llegó mi turno: decorarlo.

Sería de color blanco para que quedase integrado con la columna y porque la nota de color está enfrente (la zona de estudio) con el papel de pared, los cajones-estantería (aquí), el flexo de su padre (aquí), la bandeja-pizarra magnética (aquí) y muchas más cosas.

Lo primero que hice fue pintar el tablero de DM o aglomerado de color blanco. Podría haberlo dejado así, pero quedaba demasiado sosaina. Así que volví a la carpintería de mi barrio, pedí que me cortasen seis tablas del mismo material y las pinté de blanco también:

Para pegarlas al tablero no me compliqué y utilicé un adhesivo que me mandaron este verano y con el que he quedado muy satisfecha: “No más clavos”, de Pattex. No huele, no mancha, tiene una textura cremosa muy cómoda de aplicar y lo más importante: funciona, vaya si lo hace:

Las pegué al tablero y les coloqué peso encima para que hiciese más efecto (aunque en las instrucciones de uso ponía que no hacía falta, pero yo como para esto soy muy aprensiva, no quise arriesgarme a hacerle un chichón a #laniña con una tabla suelta):

Así quedó con las tablas pegadas. Bonito pero le falta algo ¿No crees?

Con este rebaje para salvar el zócalo tengo una anécdota muy entrañable: no me acordé de decirle al carpintero que lo hiciese, así que cuando me puse a pegar la tabla me encontré con esa sorpresa. El #esposo no estaba y yo quería acabar de una vez, así que serrucho (se-rru-cho, ojo) en mano me subí a la mesa de la cocina, puse la tabla bajo las rodillas para sujetarla mejor, me calcé los guantes de cocina (para no cortarme si me resbalaba la herramienta) y lo hice yo misma. Me costó mucho esfuerzo y sudor, pero me sentí muy orgullosa de mí misma:

Como te decía, el cabecero había quedado bonito pero sosete, le faltaba algo. Acudió en mi ayuda el padre del #esposo, que lo guarda todo y es un amor porque me tiene muy consentida y me da todo lo que le pido. Incluida esta moldura de la mesilla de noche de la habitación de soltero del #esposo. Doble emoción por lo vintage y por venir de donde venía:

Irreconocible después de pintarla:

Esto ya es otra cosa ¿Verdad?

Así es cómo luce en su puesto:

Además de lo decorativo, este almacenaje viene de lujo. Ilusa de mí, pensaba que #laniña podría guardar allí su libro después de leer por la noche y alguna cosita más:

Mejor lo cierro ¿No te parece?

Ya sabes, si tienes un hueco imposible prueba con un DIY. ¡Saldrás ganando!

 

(Blanca, te dejo las llaves debajo del felpudo)

 

P.D.: Post patrocinado por Pattex.

 

 

 

¿Y si les preguntamos a nuestros hijos cómo decorarían ellos su habitación?

Está claro que los padres son responsables de muchas de las variables que afectan a sus hijos y que tienen que tomar decisiones importantes por ellos. Pero hay otras decisiones que no es tan necesario que las tomen los progenitores. En muchas ocasiones el niño debería decidir por sí mismo para descubrir y desarrollar así una autonomía basada en la experiencia y en el aprendizaje de sus propias vivencias.

 

Los muebles en una habitación de niños deberían ser: una cama, un armario, una mesa y una silla. Eso está claro, pero…¿y el resto? Y sobretodo, ¿por qué decidimos nosotros cómo y dónde se debe ubicar cada uno de ellos?

 

Si todavía son muy pequeños hay que tomar medidas de seguridad para que no corran peligro y está claro que no tienen capacidad para hacer frente a este tipo de resoluciones decorativas, pero cuando son más mayores pueden participar de la decoración y las decisiones, fomentando así su autoestima. No todo se lo tenemos que dar hecho.

 

Se habla mucho del método Montessori, incluso para decorar una estancia infantil, pero hablamos poco con ellos y realmente no sabemos cómo quieren que sea su habitación y qué pondrían o quitarían para sentirse más cómodos. Un niño seguramente diseñaría una distribución para jugar y soñar, y empezaría por desear tener una pared en la que poder pintar y dar rienda suelta a su imaginación.

 

Con 4 cosas seguramente diseñaría un barco por cama y dotaría a este mueble de una personalidad naval digna de las embarcaciones romanas del 500 a.c. fiel herramienta para participar en las naumaquias.

 

Respecto al armario, agradecerían poder coger ellos mismos su ropa y sus zapatos (en esto su deseo se vería respaldado por el método Montessori).

 

Pero luego hay otras variables decorativas como cuadros, cajas y juguetes, que no estaría de más preguntarles a ver dónde los pondrían o si les gustaría que estuvieran en la habitación.

 

La decoración infantil es un mundo del que los niños deberían participar.

¿Cuántas cosas se pueden hacer con una caja de madera?

¿Cuántas cosas se pueden hacer con una caja de madera?

Sabemos que algo tan sencillo como unos tablones de palé correctamente alineados y atornillados nos hacen reencontrarnos con nuestro lado más infantil. ¿Quién no ha construido casas, coches e incluso fuertes de vaqueros apilando cosas y utilizando cajas?

Hoy en día, en que hemos perdido esa inocencia y visión creativa del mundo, las cajas nos conectan con nuestro lado más práctico: con el del orden, la organización y la limpieza.

No estamos diciendo que esto esté mal…estamos diciendo que las cajas plantean múltiples posibilidades para niños y adultos.

Los más pequeños pueden tener cajas de colores en sus cuartos, que den un toque animado a la estancia y que sirva para guardar sus juguetes pero, que en un momento dado, puedan utilizar como un juego en sí mismo.

Para los adultos proponemos utilizarlas como estanterías molonas o como pequeños baúles organizadores en baños, cuartos o trasteros.

¿Quién no sigue deseando tener una caja de madera en casa?

El slow life, la naturaleza y el relax

 

Hace tiempo que venimos escuchando el concepto de slow+lo que sea. Parece que en este mundo de ajetreo y locura, donde todo era para ayer y las jornadas laborales duran lo que quieras echarle al día, se quiere volver a conceptos que antes la gente ponía en práctica sin nombrarlos: el aperitivo con familia o amigos, la siesta después de comer, los paseos por la tarde sin rumbo fijo y sobremesas olímpicas después de cenar. ¿Quién no quiere eso?

 

El caso es que en verano se puede bajar el ritmo un poco y disfrutar de los pequeños placeres de la vida: el calor del sol en la cara y la sensación de arena en los pies, el terraceo desenfrenado y planes nocturnos que no pesan.

 

Para nadie es un secreto que estar en contacto con la naturaleza nos hace sentir bien. Sin embargo hay voces de expertos* que aseguran que los entornos verdes favorecen el bienestar psicológico, mejoran nuestra atención y reducen la irritabilidad y la agresividad; desde el punto de vista del bienestar físico, favorecen la pronta recuperación de pacientes que han padecido o

 

La naturaleza tiene la capacidad de conectarnos con nosotros mismos de manera sana y relajada. Por eso las tendencias en decoración y la slowlife pretenden acercarnos siempre a materiales como la piedra y la madera.

 

Al final, de lo que tratamos es de buscar paz y relax para coger fuerzas y soportar un otoño e invierno vertiginoso. ¡Felices vacaciones a tod@s!

(*Un estudio en la revista Observer de la Association for Psychological Science de Estados Unidos).

 

La decoración en verano

Este no va a ser un post más sobre cuáles son las tendencias de decoración en el verano 2017. No sabemos cuáles son esas tendencias ni nos interesa mucho, la verdad. Nuestros muebles pueden o no ser tendencia. No nos importa. Lo que nos mueve y conmueve son las sensaciones y recuerdos que despiertan, lo que significan para las personas que los compran, que los desean y que los fabrican.

En este caso vamos a hablar de esos efluvios de infancia cerca del mar o en el campo. En ese pueblo que antes todo el mundo tenía y al que muchos siguen volviendo.

Puede ser una sensación presente como la de la brisa del mar tomando una caña en la arena de la playa.

¿Qué objetos te hacen pensar en el verano?

Nosotros hemos hecho una selección que puede servirte.

Inspiración marinera:

Manteles de tela de barco:

aaa

Inspiración lectora, para los que veraneabais en el norte y veíais llover más que otra cosa (como yo):

Manteles de comic:

aaa

Esos toldos de playas norteñas…¡Lo que nos gustan! Como estas hamacas a rayas:

decoración verano

Refrescos con los amigos…¿Eres de Pepsi o de Coca-Cola? (taburete Drinkit)

aaa

Una cerveza en la playa no tiene precio (vasos Alhambra):

aaa-min-1

aaa

Acomódate en el banco del jardín y echa la siesta (Cojines siempreatulado):

 

aaa

¡Ojalá el verano durara más tiempo!

Artilujos en el #RecyclingMarket

Un año más Ecoembes celebró el día del MedioAmbiente por todo lo alto y Artiujos no se lo quiso perder. El reciclaje y la sostenibilidad fueron el centro en un fin de semana cargado de buen rollo y planes para todas las edades.

Los días 3 y 4 de Junio el palacio de Santa Bárbara fue el centro del fin de semana más verde del año: comida ecológica, cerveza artesana, talleres para construir instrumentos formaron el escenario perfecto para un mercado en el que artesanos de todos los sectores pudimos exponer nuestros productos.

Aquí os dejamos una selección de fotos de lo que fue para nosotros este fin de semana.

20170603_105548-min 20170603_124909-min 20170603_135948-min 20170604_130213-min 20170604_140810-min 20170604_140825-min 20170604_140852-min 20170604_140905-min 20170604_141239-min-1 20170602_184641-min 20170603_130114-min 20170603_145146 (1)-min 20170604_171103-min20170604_140834 (1)-min (1) 20170604_143441-min

Nuevos productos para el #RecyclingMarket

Este sábado y domingo (3 y 4 de junio) tenemos una cita con Ecoembes en el palacio de Santa Bárbara. Un año más, con motivo de la celebración del día mundial del Medio Ambiente, se celebra el #RecyclingMarket.

Además de los talleres y actividades diversas que van a tener lugar, todos los expositores estaremos en el piso de arriba. Como novedad, nosotros contaremos con un producto nuevo. 

Está fabricada con madera de palé, cuerda, cemento y cable telado.

IMG-20170530-WA0004 IMG-20170530-WA0005 IMG-20170530-WA0006 (1) IMG-20170530-WA0007 (1)

Aprovecha la luz del sol e ilumina tu terraza

La luz solar o luz del Sol, es la primera fuente de energía. El astro amarillo nos envía 120 vatios de luz por metro cuadrado de superficie. Es por eso que muchas de las tecnologías con energía renovable tratan de aprovechar esa gran cantidad de energía.

La luz que emite el Sol tarda 8 minutos y 19 segundos en llegar la Tierra, y lo primero con lo que se encuentra es con nuestra atmósfera. No toda la luz solar es capaz de atravesar la atmósfera

Por eso, desde Artilujos, os proponemos aprovechar ese porcentaje que llega hasta nosotros con los rayos de la primavera y de la llegada del verano. ¿Qué tal quedaría un nuevo punto de iluminación sostenible para vuestra terraza o jardín?

Aquí os presentaos la propuesta: Lámpara Catch the Sun: Es una lámpara solar versátil y funcional, con un diseño limpio y sencillo, que atrae visualmente por ser un producto cotidiano que aporta calidez y múltiples posibilidades de personalización.

La autonomía del sistema, que utiliza el sol como fuente de energía natural, y la duración de sus leds, más de 10.000 horas, hacen de ella un regalo único que permite decorar y resolver los problemas de iluminación de los diferentes espacios del hogar, la terraza, el jardín, así como tiendas, hoteles y restaurantes.

catch the sunlámpara Catch the sun

lámpara catch the sunlámpara Catch the sun