Año nuevo, propósitos sostenibles

Cuando comienza un nuevo año siempre nos marcamos propósitos renovados. Consideramos que en el año anterior se quedaron sueños y anhelos por cumplir. Siempre queremos ser mejores y más felices. Ir más al gimnasio, dejar de fumar, ver más a nuestros familiares y amigos, comer más sano, viajar más a menudo, etc. son algunos de estos objetivos.

Y, ¿por qué no marcarnos el propósito de ser más sostenibles? Dar ejemplo y educar en la  debería ser uno de los principales deseos para este 2018.

Algunas autonomías españolas han tomado las riendas y ya cuentan con una estrategia propia.

Hace poco más de dos años que se aprobaron los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el compromiso del sector empresarial para contribuir a los mismos es ineludible. En España, más de 2.600 empresas trabajan en el desarrollo de los ODS y el 74% de las empresas del IBEX-35 ya están comprometidas con estos objetivos, según la Red Española de Pacto Mundial. Aún así, sigue habiendo retos y oportunidades de la implementación de los ODS en las empresas, entre otros, extenderlos a toda la sociedad.

Y ahí es donde cada gesto y cada uno de nosotros somos importantes.

¡Por un 2018 más feliz y sostenible!

La importancia de la sostenibilidad

En FairChanges nos han dedicado un post junto a otras marcas sostenibles, para dar visibilidad a las empresas de decoración que luchamos porque el mundo sea un poco mejor cada día.

Diariamente vemos que la contaminación sube en las grandes ciudades, que el cambio climático consigue que no llueva y que respiremos CO2 continuamente. En Madrid se mantiene el escenario 2 del protocolo de contaminación. Este protocolo, aprobado en Junta de Gobierno el 21 de enero de 2016 y que entró en vigor el 1 de febrero de 2016, tiene como objetivo lograr una mayor prevención y protección de la salud de los ciudadanos, al rebajar los niveles de activación de las medidas a adoptar en caso de producirse un episodio de contaminación. Pero, ¿no sería mejor pasar ya al escenario 3 y que solamente circulen en días alternos las matrículas impares o pares? Quizá incluso deberíamos ir más allá: lo ideal sería prohibir utilizar cualquier coche en la ciudad de Madrid. De esta manera la gente vería que la cosa va en serio, que la protección del medio ambiente es un tema del que tenemos tomar conciencia todos y sin la ayuda de cada uno de los ciudadanos no vamos a conseguir mejorar.

Sea en la decoración, alimentación, moda o enseñanza, debemos ir haciendo pequeños o grandes gestos para dejar un mundo mejor a las generaciones futuras.